La cigüeña y el crecimiento de familia inesperado

Quedan siete días. Madre mía, ahora empiezo a tener un poquito de miedo. Pues no, miedo no es sino mieditis. Hoy en un día nos vamos. Nos vamos por lugares desconocidos. Y eso que hace unos días acabé de conocer a mi cigüeña.

Quedan 7 días

Navegador, seguros y la mascota 

Unos días antes del viaje grandísima hay que hacer muchísimas cosas. No solo es componer una base de datos para mi madre (por si ocurra algo inesperado) con todas las informaciones importantes (seguros, autorizaciones, datos del banco, disposición del paciente etc.), sino también pensar de detalles que hacen falta si o si. Esos serían por ejemplo:

  • Navegador. Super, super importante. El alquiler para estas cosas son super caros. Por eso compramos uno ya mismo. Katja y yo elegimos un TomTom que funciona por todo el mundo. Uschi ya ha sido un navegador (prestado) y nos llevó a (casi) todos los lugares en España y Francia… 🙂
  • USB-cargador para el coche. Ni idea cómo se llaman estas cosas (tampoco en alemán), me parece super importante para móviles, cámaras etc.
  • Guía para la tableta. Que no tengo ganas de llevarme mil libros pesados.
  • Embotellar cosmética: No importa si es After sun o crema para la cara, muchas veces los envases son grandes y/o pesados. Ahora parece que llevo 10 envases chicos lleno de crema en mi maleta que etiqueté yo misma 🙂
  • Farmacia para el viaje: Mi médico dijo que con 4 medicamentos podré recorrer todo el mundo. Llevo en mi mochila antibiótico que solo debo tomar casi antes de morirme 😉 Además pastillas contra el mareo, la diarrea y sobre todo Paracetamol. Pues tengo confianza en mi medico (que también es mi vecino) y no me llevo más cosas. Normalmente tampoco estoy enferma durante todo el año. Así que no va a pasar nada 😉 Y por si me pasará algo, Katja está equipada con muchísima medicina.
  • Monedero de imitación – una idea genial de Katja. Poner una tarjeta caducada y unos billetes dentro, ubicarlo vistoso y ya está. Y el ladrón piensa que ha sido exitoso.
  • Chaqueta de forro polar. Me hace falta todavía y ya me lo pedí en zalando. Soy una oveja. Me lo pedí para que me lo envíen a Salzburgo. Pero ya no estoy en Salzburgo… #nodecimosnada

Hablando de los seguros no voy a poner todas las informaciones que puse en alemán que en España las cosas van distintas y hay otras empresas. Por eso mis informaciones no os sirven para nada 😉

Fresa de mascota
La fresa es nuestra mascota

Rojas, rojas, rojas son todas nuestras fresas 

Nuestra mascota – una fresa. Tenía que ser roja y pequeña. Y uno solía poder hacer una conexión entre la fresa y la vuelta al mundo. Pues la fresa esta roja, pequeña y fácil para ponerla en la mochila. Además contiene la palabra «fresa» en alemán la palabra «el mundo» – para ponerle significado. Y cómo Katja ha notado correctamente: Casi hay tantos puntos en la fresa que vamos a viajar países.

Pero bueno, tampoco tiene muchísimo significado. No importa. Llevamos las dos cada una una fresa, nos acompañará y ya está.

Desgraciadamente no somos dos chicas tan creativas como un chico que encontré en Instagram. En alemán hay un dicho que dice „poner mostaza a cada cosa“ para decir que uno siempre tiene que comentar algo. Y en Instagram vi a un tío viajando por el mundo poniendo un paquete de mostaza en cada foto. Me encanta la idea. Desgraciadamente ya no le encuentro en Instagram para poder etiquetarle. Pues, asi es la vida jaja 🙂

Además de la fresa llevo dos cosas más, dos talismán: Llevo una pulsera en el pie con anillo hecho de la escudilla de un huevo de avestruz hace 5.000 o 10.000 años. Suena raro… 😉 Es un regalo de mi vecino en Salzburgo. El tiene más de 70 años y encontró el anillo hace más de 30 o 40 años en el Sáhara. También llevo una pulsera con un ángel, regalada de la hija de mi primo. ¡Gracias!

¿Y qué? ¿Crecimiento de familia?

¿Y cual es la historia de la cigüeña? Pues lo en la foto de la portada no es una cigüeña pero se podría asumir, ¿no? Y yo también esperaba que haya una cigüeña en el jardín este. Pero desde el principio. Os tengo que explicar lo con el crecimiento de la familia primero.

Los que me conocen saben que hago lo que digo y que hago las cosas directamente en vez de después de un tiempo indefinido. Así ocurrió hace dos semanas. Crecí en Baviera (Alemania) pero nací en otra parte de Alemania, un pueblo cerca de Stuttgart. Solo vivía allí durante 1 año y por eso no me acuerdo de nada. Estos huecos de memoria henchir y le dije a mi madre que empiece a hablar de nuevo con la gente de allí. Resultó que fuimos unos días más tarde a mi tierra natal y podía ver mi casa natal. Y no me lo pude creer pero había una cigüeña en el jardín este 🙂 También podía conocer a mi „hermano mayor“ nuevo. Nos dijeron que cuando éramos niños siempre jugamos juntos y que éramos indisociables. Aunque no crecimos juntos, es como si hubiese „ganado“ un hermano mayor. Y este sentimiento es un sentimiento especial, indescriptible.

Vista desde la montaña
Poniendose de día en Salzburgo

#whereiskathi goes español

Por demanda alta el blog esta puesto en español también ahora. Además de la organización del viaje también estaba traduciendo durante horas los últimos días. Que no tengo que hacer otra cosa, eh… 😉

Adiós Salzburgo, por segunda vez

Porque es tan difícil decir adiós a Salzburgo (igual que Málaga) fui otra vez a Salzburgo la semana pasada y me despedí como se debe: subí mi montaña favorita a las 5 de la mañana para ver el amanecer allí por primera vez. Siempre lo tenía planeado para algún día. Desde el aparcamiento tenía que subir unos metros más hacía la cruz en el copete para poder mirar hacia el Este. Pues no hay problema – que tengo unos palos muy guay de mi mejor amiga Agi, me ayudan, en ellos me puedo apoyar. Conseguí subir, también si tardé unos minutos más. No importa. Lo que importa es que llegué, da igual como.

First stop: Johannesburgo

Y para todos que todavía no lo saben: el martes empezamos en Múnich y nos vamos para Johannesburgo y nos quedamos en África unas 7 semanas: Sudáfrica, Namibia, Zimbabue, Botsuana. Ya tenemos reservadas un coche de alquiler y la Uschi (el navegador) la llevamos nosotras. Después, en octubre, vamos a Australia dónde nos quedaremos 6 semanas antes de ir a Nueva Zelanda. En estos dos países alquilaremos una caravana. Aunque será cara…

Finales de enero volamos a Buenos Aires, Argentina, dónde tenemos planeado comprar un coche para subir hasta California, Estados Unidos. Eso seguramente tardará 7 o 8 meses…

¡Pues cuidados! Os hablo desde África.

Un besito,

Kathi

PD: Cuando bebo alcohol, la gente dice que soy alcohólica. Cuando bebo Fanta nadie dice que soy fantástica. ¿Y eso?

Kathi - siempre feliz y alegre, en la mayoría de los casos con una sonrisa, enamorada de España, de risa fácil, optimista, espontánea y puntual...



DEJA AQUÍ UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir las novedades de #whereiskathi directamente en tu buzón? ¡Abonalo ahora!
Email *
Join to Instagram

MÁS FOTOS EN INSTAGRAM #WHEREISKATHI